Amapola. Loft para 2 personas

De rojos y de limas. Cuando el pulso de la naturaleza y el tuyo laten en la misma nota

Atraviesas la puerta y entras en otra dimensión. Tu mirada queda atrapada por un paisaje puro, sin edificaciones ni cemento. A partir de entonces no podrás dejar de mirar esos campos ondulantes que mutan con cada estación.

Está comprobado que cuando el cuerpo se relaja, las emociones y el alma vibran en Alfa. Deja tu estado Beta para la alerta del día a día y déjate seducir por el fuego quemando troncos de encina en invierno. La chimenea de diseño es giratoria.

Vayas adonde vayas, te llevarás el fuego contigo.

En verano, sumérgete en el agua salada de la piscina desbordante. Es un vientre acuoso suspendido en la inmensidad.

Cada atardecer, Océna se trasviste en un ChillOut que nada tiene que envidiar a los de Ibiza. Puede que te topes con uno de esos raros días cerrados y plomizos. Sin embargo, lo normal y lo más frecuente, es que seas espectador de una de las puestas de sol más increíbles que vivas nunca.

¿Quieres entrar en Alfa…? Ducha de hidromasaje, sofá cheslong, home cinema…

¿Te gusta lo que ves?

Reserva ya
Translate »